De color marrón caoba, muy oscura, prácticamente opaca, con una fina capa de espuma en tonos beige, muy frágil y etérea. La carbonatación es muy baja y sus burbujas de diminuto tamaño.Se distinguen notas de frutas oscuras de procedencia otoñal, recuerdos de ciruelas pasas, dátiles, higos..., cierto toque llamativo a chocolate negro, un punto a café expreso y un deje alicorado de frutos secos. Los registros a cacao y las notas de café se abalanzan en primera instancia, en el fondo subyace un rico punto a toffee, se describen además notas de frutos maduros y unos apuntes de frutos secos. La presencia de sus 11º templa el trago de cuerpo denso, aterciopelado, y su intensidad gaseosa es de un nivel muy calmado.Una cerveza muy "peculiar" donde el trabajo del cereal tostado nos regala una colección de matices muy conseguidos. Se trata de un ejemplar contundente que conviene degustar a pequeños sorbos dejando calentar el caldo en la mano.